sábado, 19 de enero de 2013

Lo llaman industria y no lo es

El mundillo del cómic en España necesita creerse industria. ¿Lo es?

¿Qué riqueza económica genera?

¿Quien se lleva la plusvalía del trabajador (guionista, dibujante, colorista) ¿Existe siquiera esa plusvalía?

Podemos intuir lucro en las imprentas (las pocas que ya imprimen en España, muchas editoriales se llevan a imprimir fuera sus cómics) y sin duda la pasta la manejan las distribuidoras. 

¿Podemos llamar Industria del cómic a esto, cuando la realidad es que muchos artistas tienen que trabajar fuera y, si su obra o encargo luego es editada en España, no es mas que una mera re-edición, y por tanto, no es una actividad que haya generado riqueza real/económica a 'la industria del cómic patrio'? (La riqueza cultural no vamos a ponerla jamás en duda)

¿Podemos llamar industria a un sector donde se nos repite hasta la saciedad que el único que arriesga es el editor, cuando es una actividad que no genera un flujo económico como para que los que integran esta parcela puedan vivir de ello y, por tanto, deban derivar sus esfuerzos a actividades más lucrativas como la ilustración o el trabajo por encargo a editoriales mientras hacen horas extra en sus páginas para ese proyecto que, una vez lanzado, no llegará ni a los 1500 ejemplares (con suerte) y no le pagará ni la mitad de las facturas que tendrá que afrontar al año?

Se nos llena la boca llamando industria a una cosa mostrenca; tratando así de dignificarla por la vía rápida/semántica.

Yo lo llamaría sin temor alguno sectorcillo cultural, y si me apuráis, reunión de amiguetes. Pero no, jamás llamaré (por ahora) al mundillo del cómic patrio INDUSTRIA DEL COMIC.

6 comentarios:

Hipatia dijo...

Lo encuentro un artículo muy acertado. Incluso los que hacen ilustración tienen ciertos problemas para ganarse la vida y poder lograr independizarte, que supongo que es el objetivo de toda persona que tiene un trabajo.

Sólo decirte que estoy totalmente de acuerdo con tu artículo y decirte que esto no debe quedarse solo en una crítica social. No tenemos que depender de mecenas como si fuéramos prostitutas baratas a las que comprar el mercado de esclavos.

Un saludo y un abrazo.

Samu dijo...

Hola Sabrina.

La verdad es que en corrillos suele comentarse a veces lo que dejo escrito aquí, pero luego la crítica no trasciende o no sirve de nada.

Tampoco se lee a menudo crítica sobre el sector del cómic, como sector cultural. Ni qué falla ni deja de fallar. la culpa siempre es de otros. Nunca del propio medio como tal que al final han creado y aceptado.

Hay que empezar por un cambio de mentalidad en el propio trabajador y no aceptar según qué condiciones.

El mecenas daría sustento a la persona para que pudiese crear. No es el caso del cómic patrio.

Si algún editor se ve como mecenas sería para hablarlo con muuucha calma, pero no creo que ninguno se considere como tal.

Si me preguntas, te diré que la salida está en los márgenes y evitando ser engullidos por la maquinaria; ya que no veo indicios de que la cosa vaya a mejorar, ni en este campo ni en muchos otros.

Solo así podremos empezar a crear algo.

Gracias por el comentario.

Hipatia dijo...

Gracias a ti por el artículo. La verdad es que no sé el caso de los artistas de cómic. El otro día vi otro articulo similar comentando la terrible situación de vuestro colectivo y me llevé las manos a la cabeza.

Poder hacer se pueden hacer cosas. No conformarnos, no dejar de luchar, no dejar de hacer este tipo de críticas. Sobre lo de mecenas o no, en fin, no conozco el caso de editores pero sí que alguna que otra persona me ha soltado esa preciosa perla.

Mucho ánimo.

Samu dijo...

;)

Si puedes dejar el enlace al texto que comentas, genial.

Saludotes!

Hipatia dijo...

Claro, el artículo lo puedes ver aquí.

http://trazolineamancha.blogspot.com.es/2013/01/cuanto-gana-un-autor-de-comics.html

¡Otro saludo para tí!

Samu dijo...

Sergio Bleda,un crak!

Gracias, lo vi cuando lo sacó.

:)

Saludotes