sábado, 9 de agosto de 2008

Wall-E Batallón de Limpieza

Fue con Buscando a Nemo cuando las películas de Pixar se empezaron a llenar de adultos de todos los tipos, (gafapastas, consumidores de acción, de comedias etc..) con la excusa de que era "animación para adultos" lo que en la sala se proyectaba. Para los que, desde que nos quedamos pegados a la butaca del cine, con el corazón en un puño, cuando vimos por primera vez Toy Story hace ya casi 15 años eso estaba más que claro: Pixar siempre ha realizado cine puro y duro, sin concesiones a la estupidez y con la grandeza de los que se lo pasan teta realizando su trabajo.

Y Wall-E es la nueva muestra de que estos tipos son unos condenados genios.

Una historia de amor y de Sci Fi magistral. Un alegato contra la estupidez humana y los peligros del consumismo desaforado. Un grito al unísono de que no hay nada tan peligroso como dejarse llevar como un borrego. Todo eso, y mucho más, esconde esta película.

Wall-E, el último de los modelos caseros de su estilo, abandonado hace 700 años en una Tierra destruida por la polución humana, vive el día a día recolectando basura y coleccionando objetos. Por las noches disfruta de Hello, Dolly! y sueña con una compañera. EVA llega un día del cielo con una misión, y Wall-E decidirá conquistarla.

El primer tramo de la cinta es un lienzo mudo, brutal, asfixiante. La mímica de los robots hace todo y el espectador queda rendido ante el juego de ambos. El segundo tramo, ya con los humanos de por medio, nos hace ver que son los androides los que se parecen más a nosotros, ahora que versiones obesas de nosotros mismos vagan por el espacio, guiados por las máquinas, completamente ciegos ante el consumo impuesto por las corporaciones.

Y es que Wall-E posee muchos mensajes y cada uno puede extraer sus propias conclusiones. Se trata de la producción más adulta de las realizadas por la compañía, de eso no cabe duda, (salvo por la concesión final a los más pequeños, pero, qué demonios, toda la sala con la lágrima en el ojo esperaba ese desenlace y no otro!) y a partir de ahora Pixar juega en la liga de los grandes creadores cinematográficos; es algo a lo que tendrán que acostumbrarse algunos.

Wall-E emociona, divierte, sonríe, hace llorar, estremece. Es una Puta Obra Maestra.

Y es una película de dibujos animados.

6 comentarios:

Small Blue Thing dijo...

Absolutamente magistral, sí señor :)

(ah, adivine quién tiene Rantifuso #5 en casa :D

Samu dijo...

Buena compra. :P

Puedes bajarte gratis, por si no lo sabes, los nºs 1 y 2 desde el blog, que están agotaditos. Tienen su tiempo, pero no se encuentran de otra forma.

Bueno... ahora te toca pillarte el resto
;P

Ya nos contarás que te parece nuestra criatura

desprendimientos dijo...

a ver si es verdad que la nominan a mejor película, fuera de la categoría de animación. porque tan sólo el planteamiento de la primera hora sin ningún diálogo es un trabajo increíble.

deseando ya que salga el dvd con material extra (se echan de menos las tomas falsas :p)

dbear dijo...

pues a mi técnicamente me encantó
pero el guión es el que menos me ha gustado de los de Pixar
a pesar de que la idea en general era buena
pero no sé
quedó algo soso

Samu dijo...

Para mi es de los guiones más completos que tiene Pixar...

como cada mundo es un señor( o era al reves) para mi la más floja es Nemo ( por aquello de que no tiene antagonista..) peron vamos, en general todas son pequeñas joyas de 80 minutitos...

Disney ya tuvo a La Bella y la Bestia nominada como mejor peli, así que no me extrañaría que pasase con esta.

Marnofler dijo...

Lloraste eh? jajajajaja

Bueno, hoy un amigo mío me ha dicho que lo hizo, así que trataré de verla a ver qué tal.