viernes, 10 de junio de 2011

Metroid: Other M

La serie Metroid continúa atrapada en un ciclo de retrocontinuidad y precuelas de la que parece que Nintendo no tiene ninguna intención de liberarla. Solo cuatro juegos forman la línea argumental de la saga (Metroid, 1986 - Metroid 2, 1991 - Super Metroid, 1994 - Metroid Fusion, 2002) mientras que el resto de producciones son añadidos más o menos interesantes a lo que ya sabían los fans de la serie (Metroid Prime 1, 2, 3, Metroid Zero Mission, Metroid Prime Hunters, y este Metroid: Other M)

Con dirección y guión de Yoshio Sakamoto (responsable de todos los títulos principales de la serie) Metroid: Other M (2010) ofrece sensaciones contrapuestas. Por un lado es un regalo a los fans de la serie, estableciendo un nexo de unión entre Super Metroid y Metroid Fusion, y recuperando elementos de Metroid 2 (el jefe final secreto del juego es un guiño a todos los jugadores veteranos) En el punto negativo vemos que la producción del juego cayera en manos de Tecmo, especialistas en juegos de acción, ha hecho que este episodio gire más hacia la acción que la exploración. Incluir la cantidad de vídeos y escenas intro tampoco ha jugado a favor del usuario: la duración del juego se reduce de manera considerable a apenas cuatro zonas jugables y a menos de 10 horas de juego reales.

El punto más polémico de todo el trabajo se encuentra en el análisis de los personajes y sus motivaciones. A Adam Malcovich ya le conocíamos gracias a Metroid Fusion, pero la relación que le une con Samus Aran convierte a esta en un personaje dependiente de un superior. Y si bien en Metroid Prime 3 y Hunters ya habíamos visto a Samus interactuar con la Federación Galáctica, mostrar a la cazarecompensas espacial como una joven señorita no hace sino incrementar la sensación de rareza a cada vídeo introductorio que nos lanza el Team Ninja.

A la espera de Metroid 5, este Metroid: Other M sirve de aperitivo, pero no llena ni satisface.

4 comentarios:

Roy Ramker dijo...

Más o menos compartimos opinión, es buen juego pero está lejos de lo que debería ser un buen juego de Metroid.

Le faltan muchas cosas para llegar a ser uno de los grandes dentro de la saga Metroid y la polémica creada por el carácter de Samus no ayuda nada. Pero vaya, pocos juegos aguantarían la comparación con una obra maestra como Super Metroid ^^

Samu dijo...

Me ha dejado muy frío. Y eso que el juego está hecho por el responsable principal de la serie.

Estoy 'recuperando' ahora Metroid 2, que justo tengo a mano consola y juego, y ese juego, con sus 20 años a sus espaldas es mil veces mejor que este...

Los dos de advance me parecieron geniales en cuanto a gráficos. y Fusion, Metroid 4, pide a gritos un episodio más... la serie Prime me dejó muy frío.

Roy Ramker dijo...

Para mi se lo cargaron al meterle tantos elementos de narrativa, Metroid no necesita contarnos una historia, pero si lo hace, uno no se espera ver el tipo de historia que nos meten en Other M. Me repito, ¿qué historia tiene Super Metroid? A parte de la introducción, la historia te la vas montando tu y pese a ello, la ambientación y personalidad de este juego le da mil vueltas al Other M. Valga como ejemplo el jodido final de Super Metroid, ni una sola línea de diálogo, pero que final más emocionante y épico.

Aprovecho para preguntarte si te ha pasado lo mismo que a mi, cuando jugué al Other M me dio la impresión de que todos los ítems y secretos incluidos están metidos a fuerza para cumplir con las "normas" de la saga, como si estuvieran puestos a mala gama solo por cumplir. Para eso que hubieran hecho un juego totalmente nuevo y todos contentos.

Samu dijo...

Es un juego de acción, lo miremos por donde lo miremos, un giro dentro de la serie, y mucho menos denso que los 'prime', que siendo en primera persona mantenían el estilo inconfundible.