lunes, 12 de diciembre de 2011

The Legend of Zelda: Skyward Sword

La historia de los videojuegos (y de la propia saga de Zelda) suma con esta entrega una nueva obra maestra, uno de esos juegos que nadie debería perderse y que desde el mismo momento de su llegada a las tiendas se convierten en clásicos inmediatos. Es accesible a todo tipo de jugadores, tanto para para los que han descubierto la saga hace relativamente poco (o los que se alejaron de la serie hace tiempo por agotamiento) como para quienes han seguido cada uno de los lanzamientos, con lealtad y fe casi religiosa. Skyward Sword es la recompensa a la fidelidad de los fans y un tremendo regalo de bienvenida para los recién llegados. No hay otra manera de entender un juego tan grande, inmenso, hermoso y sincero. Nintendo con este lanzamiento entona un 'gracias' en letras de oro y deja la puerta abierta para que Link y Zelda sean de nuevo (re) descubiertos.

Mi reseña completa, en Fandigital -> click

3 comentarios:

Roy Ramker dijo...

Obra maestra es una bonita forma de definirlo, el diseño de las mazmorras, que coño, el diseño de todo el juego es realmente increíble, todo está calculado al milímetro y justo donde debe estar. Toda una lección de diseño que la que muchos deberían aprender.

Samu dijo...

A mi me ha encantado, como puedes ver: y hacía 9 años queno sentía algo así por un juego de esta serie (justo desde Wind Waker)

Tapion dijo...

Ya te dije como me quede yo...simplemente una obra maestra