martes, 8 de julio de 2008

Se cena a un ciervo mutante

Sólo un individuo que se llame Rick Lisko y que acredite el aspecto que se observa en la foto sabe apreciar la carne de un ciervo mutante. Vayamos por partes. Lisko es un oriundo de Wisconsin, Estado de EEUU en el que se sospecha tanto de Darwin como de Fidel Castro, que conducía su camión cuando se le cruzó un peculiar ejemplar de ciervo: tenía siete patas, órganos sexuales masculinos y femeninos y una “espectacular osamenta”.

Visto por aquí... no tiene desperdicio...

5 comentarios:

fender dijo...

jajajajajjajajajajjajaj

Samu dijo...

Siesqueestosusamericanos...

ajajaj

XDDDDDDDDDD

fender dijo...

si es que!!
es mutante....pero me lo como!!!
peor es el otro, hum....esta muerto... pues me lo follo!!!
jajajajaja

Fet E. Stinks dijo...

Siete patas hacen un huevo de jamones.

AlexSlocker dijo...

Buenísimo xDDD