jueves, 7 de mayo de 2009

¡Lo que faltaba!

Es pequeñito...
Está lleno de dibujos presuntamente adorables...
Y resulta que en el fondo es uno de los libros de chistes más cafres que hay ahora en las librerías.
Su lectura desde luego que no deja indiferente.
Para muestra, un botón de las perlas que esconden sus páginas:

6 comentarios:

La pequeña Delirio dijo...

Brutal!

dbear dijo...

aaaawww...
que tierna escena la del osito panda contemplando los últimos minutos de su vida...

Samu dijo...

Un instante congelado para la posteridad.... o algo

ramon dijo...

Gracias a tu transtorno bipolar pasas de la depresion a la euforia.
Me has alegrado el dia.

Tapion dijo...

AGH!!!! OO..

Samu dijo...

No es el chiste más burro, jejeje
;)