lunes, 23 de julio de 2012

El caballero oscuro: La leyenda renace

Pretendido 'cierre perfecto' de la trilogía Nolan en torno al Caballero Oscuro (previo a su salto como productor de la inminente Superman: Man of  Steel)

Mucho más pretenciosa que El Caballero Oscuro y más aburrida si cabe, donde solo se palpa cine en el pulso de sus primeros 20 minutos y en el clímax de la cinta, que rondará cerca de los 20 minutos finales. El resto, palabrería, cháchara y propaganda en vena que David S.Goyer pone en la historia que luego llenan de diálogos y filosofía cutre los hermanos Nolan.

¿Acaso participaron  desde posiciones cínicas en las manifestaciones de Occupy Wall Street para luego regurgitar semejante panfleto? ¿Para mearse en la papel del Estado y hablarnos de nuevo (otra vez, erre que erre, estos liberales son muy pesados) del capitalismo bueno Vs capitalismo malo (cuento ya sufrido además en Iron Man 2)?

Regresa la cinta a lugares comunes para cerrar la historia, recupera personajes de Begins, juega (poco y de manera bastarda) con las relaciones que ya conocíamos de los comics para ofrecer el esperado 'giro Nolan' y al final de la cinta le colocan al pobre la armadura que luce en los actuales tebeos de DC. Ya.

Nolan y el superhéroe posmoderno. O el Batman de Nolan. Puto Nolan; Puto Batman. (Cuidado a su mano en Superman: Man of the Steel)

2 comentarios:

Yota dijo...

Cacotaaaaaa

El Zascandil dijo...

Todo odio hacia esta peli me parece poco. Joder, que puta mierda!!!!