viernes, 21 de agosto de 2009

Tres puertas

Atravesó tres puertas.

La primera mostró las cosas que fueron.

La segunda descubrió las cosas que serán.

La tercera encerraba las cosas que podrían haber sido.

Una vez superadas, prosiguió rápido su caminó y procuró no echar la vista atrás...

7 comentarios:

beleita dijo...

cómo sigue la historia?

dbear dijo...

luego abrió 3 pero había 4...

La pequeña Delirio dijo...

los condicionales tan solo traen dolor (del falso) porque lo que podría haber sido siempre será mejor que lo que fue.

la llave está en el presente

Samu dijo...

Uespa!
Os ha molao?
:)

No sé; que cada uno interprete, por eso son solo cuatro frases... yo tengo mi forma de verlo... vosotras, cada una lo leerá desde su experiencia

:)

dbear dijo...

m'amolao!...

pero insisto, el autor nos oculta algo, y ese algo es que hay más vías que esas tres únicas puertas :-P

Samu dijo...

No, creo que lo que el/la protagonista de la histora aprende por las malas es que no es bueno mirar hacia los lugares del "y si...", ya que solo esconden posibilidades ya futiles

el/la protagoista pasa más miedo decubriendo lo que podría haber sido que con lo que ve que será---

creo, pero no me hagas mucho caso

:P

dbear dijo...

jajajaja
como las historias esas que leíamos de pequeños de "crea tu propia historia" en la que si elegías una u otra opción cambiaba el rumbo de la historia...

a veces pasa eso, que no coges un camino y empiezas con los "y si" y te preguntas si en alguna realidad paralela vivirá algun/os doble/s tuyo/s (de esos que no se pueden ver porque si no nos autodestruimos) que habrá/n cogido todas las opciones que tú descartaste...

pero en fin, que ya dejo el porro que me está sentando mal XD