lunes, 28 de diciembre de 2009

Donde viven los monstruos (principio alternativo y crítica spoiler)

Llega el niño mierda a la isla después de liarla parda en su casa y Carol hace lo que tiene que hacer:

Y es que este cuento que tanto ha gustado a un sector del público me ha retorcido las tripas por ser la hora y cuarenta minutos más pesadas que he sufrido en una sala cine en mucho tiempo.

El niño, Max, es un hijodeputa cabrón maltratador de animales y personas, caprichoso, egoista. Destructivo. Se siente solo. Pobrecito. Se enfada con su hermana, otra que tela. Y le fastidia un rollo a su madre, porque solo él puede follársela (complejo de edipo que se intuye en esa escena y que se confirma al final) y chilla porque no le gusta la comida de maiz congelado y acto seguido la muerde en el hombro. Ok. Ya lo tenemos bien claro: Max es un cabrón de niño y merece morir.

Y entonces huye, llora, viaja y visita una ensoñación con árboles, desiertos y playas donde ve su ser fragmentado en varios monstruos, tan egoistas, impacientes, malos e inmaduros como él, un niño, a fin de cuentas.

Durante toda la película niño y monstruos no hacen nada más que cosas caprichosas, salvajes y egoistas. Max no aprende nada, no evoluciona, no comprende. Carol no se lo come al final, vale, pero no aprende, ni evoluciona ni comprende: 'la piña' seguirá esperando otro Rey que puedan comerse y que quede claro que los buhos de KW no podrán vivir con ellos.

Así que el niñito se va a su casa, no porque haya visto en Carol el reflejo destructivo de lo que hizo antes de marcharse y haya aprendido la lección, ¡¡sino que se pira por patas porque teme por su vida!!

Y al llegar a su puta casa la superada de su madre en lugar de ponerle a comer el maiz que no le gusta al 'niñito sibarita de familia desestructurada' y cruzarle la cara por el susto que les ha dado... ¡¡va y le premia con una tarta de chocolate!! ¡¡El colmo!!!

Moraleja usa americana que tanto gusta a los liberales: haz el bien para recibir premios.

Tócate los huevos: Disney lleva contándonos estos cuentos durante décadas... y mejor.

10 comentarios:

marina dijo...

¡¡BRAVO!!

(aplausos)

¡¡BRA-VO joder!!

Tapion dijo...

SOSPECHO QUE ALGO NO TE HA GUSTADO....SOSPECHO

chincheta dijo...

la verdad es que vi la peli hace dos días y me dejó un regusto bastante agridulce.

primero la traducción: no es lo mismo decir "donde viven los monstruos" (título que parece indicar que es una película para niños, aunque no cuando sabes que la dirige jonze), que decir "where the wild things are"... no son monstruos, son cosas salvajes, y es una gran diferencia.
primer fallo.
como alguien lleve a su hijo al cine, acto seguido,al psicoanalista. suicidio infantil. sangre por todos lados.

otra cagada, a mi modo de ver, es esa irresolución, ese no llegar a ningún lado, que no exista transformación en el personaje.
vamos, que el chaval se va a ver monstruos al campo, se convierte en su rey, y se marcha sin más!
joder, yo hubiera hecho una moraleja: no hace falta hacer magia para ser rey, él es rey porque mantiene el grupo cohesionado, porque dirige, porque guía.
esa es una buena conclusión que podría haber sacado el niño, o algún monstruo.
por qué sino le aullan cuando se va? eso es una especie de reconocimiento que choca con esa casi impuesta deportación, que sigo sin entender.
¿se va porque no es rey? ¿pero y qué coño es un rey?
creo que ahí estaba el punto de la peli, punto al que jonze, por eso de que es el niño el que saca las conclusiones (aunque no saca ninguna porque es un niño, vaya mierda), no se ha atrevido a llegarm cagándola del todo.

yo, sin embargo, no creo que el niño sea un cabrón. creo que el niño es simplelemente eso, un niño, muy creativo y totalmente ignorado por su entorno.
su madre medio follándose a frikis en el salón, la cabrona de la hermana que consiente que sus amigotes casi le maten, la otra que le ignora completamente...
vamos, que es para volverse loco. normal que acabe viendo monstruos en el descampado.

que muerda a la madre: lógico, yo, de hecho, me hubiera meado en el salón para joder, o encima del tío ese asqueroso.
complejo de edipo? no, simplemente falta de tacto por parte de la madre, madre que debería guardar un cierto respeto por el padre que intuyo muerto.
vete a un hotel mala madre.
mal.
aunque he de reconocer que cuando la madre se pone a escribir lo que se imagina el niño, es un puntazo.
un puntazo que no cuadra. en absoluto.
sabes que el niño tiene esa imaginación y le ignoras?
si analizas ligeramente la historia que te está dictando lo ves claro: se siente solo, descuidado y desprotegido.
le vas a convertir en un asesino en potencia a sabiendas?
sucia puta.

en fin, que me parece una pelicula regular para lo que hace spike jonze, joder, mira cómo ser john malkovich!
los muñecos, muy logrados, y el chaval actúa de puta madre (imagínate tener que creértelo al rededor de tíos vestidos de cabra, con caretas estáticas que no se mueven ni un milímetro.. yo me despollaría, sin duda)

así que, por ser jonze (mira adaptation, qué buena), le bajo a un cinco. pasable. siempre y cuando tengas previsto que no se va a llegar a ningún lado y no te importe perder 98 minutos de tu vida.

besos
B.

Samu dijo...

Para mi empezar mostrando una supuesta familia desestructurada de esa forma me parece algo trillado, sobado, falso...

Yo no he sido hermano pequeño, así que el síndrome de "hermano pequeño" del prota lo desconozco, pero el niño es un puto monstruo, un niño, sí, pero salvaje y egoista.

¿cómo le habla así a su madre? A mi la escena de la comida me resulto tremenda.

¿la madre es mala madre?

para mi no es así. Y puede hacer con su vida lo que quiera. El padre está, no ha muerto, están divorciados, esa semana les toca vivir con ella, así que esa figura no la ha perdido el pequeño max.

Saervidor piensa que si la madre puede darse una alegría, que se la de, que para eso ella está manteniendo esa parte de la familia.

Y para mi, como ya he dicho, Max ni evoluciona ni aprende. Vuelve siendo la mala persona que era... con el añadido que su madre, para que no se escape, o para que se sienta bien o vete tú a saber, le da tarta de chocolate...

es como cuando 8anécdota familiar) a tu gato le compras comida cara para que no se vaya de casa, es decir,m que siempre vuelva a comer y a dormir contigo...

Y el niño tiene un edipazo con la madre de la hostia... ese momento celos que tiene al verla con el novio lo convierte en un ser aún más abofeteable...

Y en cualquier proyecto de Jim henson Company para cine, las marionetas y figuras siempre van a ser sobresalientes.

y en mi sesión había varios padres con peques... ejejeje

:D

An dijo...

el libro tiene otra moraleja XD tendre que ver la pelicula XD Saúdos

Pepo Pérez dijo...

Y para qué quieres moralejas?? y moralejas Disney?? cuántos hemos sido de niños unos hijoputas??

(muy chulo tu dibujo)

Samu dijo...

No, lo que no quiero es la moraleja neoliberal (sea aposta o no) que nos suelta la película, que es apestosa.

:)

Jaime dijo...

Estoy casi de acuerdo en todo, excepto en el matiz fundamental.

Para mi no existió el final moralista, sino la tragedia

Efectivamente, es la historia de un hijo de puta manipulador, y de la pobre víctima Keener

ahora bien, no veo tanto el 1+1 de Max como ganador bueno, el final feliz, aunque claro, es el matiz de la intención

¿Quiso Jonze moralizar sobre las veleidades del hijoputismo y brindarnos ese final del triunfo del niño de La Profecía?

dude dijo...

Lo cuenta todo con el cuento de los vampiros que le cuenta a la maddre; "ya no podras ser uno de nosotros".

Desde luego hay a algunos que hay que darles las historias mascadas, en plan "avatar"

Salu2

Samu dijo...

Jonze se hace la picha un lío, marea al público con un par de escenas intensas y cuela al final la puta tarta de chocolate.

Eso sí que entra masticadito.

:)