domingo, 9 de septiembre de 2012

Los Mercenarios 2

Conscientes de lo en serio que se tomaron algunos la divertida primera parte, Los Mercenarios 2 añade todo lo que le faltaba a la original para ser perfecta y subrayando que esto no es más que una canción de amor a toda una generación de espectadores: humor autoreferencial, chica con pistola, argumento -delirante- aún más, guiño al género que homenajean y escenas de acción para los pesos pesados que se quedaron en cameo de amigo en el estreno de 2010.

Los Mercenarios 2 recupera ese cine garrulo, divertido, sin propósito -pero con carga ideológica, esto es así-, que visto con los años se nos hace adorable, infantil y maravilloso.

Hay que ser muy necio para no ver el absoluto amor -al cine y al género- que impregna toda la cinta.

9 comentarios:

Paco Segado dijo...

Yippi ka yey, hijo de puta :)

Samu dijo...

'tú vuelves demasiadas veces, me toca volver a mi'

Yota dijo...

Puto metalenguaje de principio a fin.

Daniel Cabrera dijo...

El director de la película es malísimo. Se la carga completamente. Parece hecha al paso. Y eso me molestó bastante, porque no lo vi como un homenaje.

Lo vi como un "nos gastamos todo el presupuesto en meter a estas leyendas y el resto nos la suda porque NOS VAMOS A FORRAR IGUAL".

La forma de desaparecer de Jet Li me parece lamentable. ¡Y las apariciones de Schwarzenegger y Bruce Willis es que no tienen sentido!

SPOILER: Lo que salva la peli: Van Damme dando una patada a un cuchillo para que este acabe clavado en el pecho de un maricón que bien merecido se lo tenía!

Samu dijo...

Ya tardaba el comentario TALIFAN!!!! XD

Sr. Silencio dijo...

"Esos talibanes se cargaron a 6 compañeros de mi unidad, pero lo que me cabreó del todo fue que cuando al fin llegué a la base le habían pegado un tiro a mi perro".

Un diálogo así sólo puede estar escrito a propósito.

Samu dijo...

¿lo dudas? JAJAJAJJA

Daniel Cabrera dijo...

PUES YO LO DUDO, porque mira que está mal dirigida la puta película. No se distinguen los "chistes" de las paridas.

¡Lo único que pido es que traten bien a este cine! Que cojan a buenos directores como Robert Rodríguez o John Woo, no a estos sinvergüenzas que sólo les preocupa COBRAR.

PD: ¡seré un talifán pero llevo razón!

Samu dijo...

Es innegable que la propia cinta es 'un ejercicio de estilo chusco'

No nos encontramos ningún fallo de racord ni script demencial, y sí un estilo de montaje y ritmo idéntico a producciones de segunda de las que hemos consumido en VHS en los videoclubs.

Además, el propio estilo que le imprime a esta secuela le da un toque aún más retro, si cabe, mejorando las carencias que sí tenía la primera en ritmo.

Por otro lado, las coreografías son un deleite y los machos hacen lo que pueden.

No es que no quiera ser más, es qe es una peli de 2012 hecha como hace treinta años pero con los medios industriales y pasta de ahora.

Demencial y deliciosa.